Hola restauradores, hace unos meses escribí un articulo acerca de cómo contabilizar nuestro progreso en la restauración pero después de analizar esa nota me di cuenta de que no toqué un punto muy importante: cómo tomar las medidas. En el post de esta semana les quiero mostrar el método ideal para la toma de medidas tanto de piel interna, como de las dimensiones de nuestro pene, con las cuales podremos evaluar nuestro progreso de manera más objetiva.

Dicen que el tamaño no importa

A la hora de restaurar el prepucio el tamaño global del pene no importa mucho. Lo que sí importa es el tamaño del glande y la cantidad de piel interna remanente posterior a la circuncisión.

El tamaño del glande es importante porque si lo tienes muy cabezón, vas a requerir mayor cantidad de piel para dar el salto por encima de la corona y para cubrirlo por completo, lo cual podría implicar mayor duración de tu proceso de restauración. Caso contrario, si tienes un glande relativamente pequeño, en comparación con el grosor general de tu pene, entonces la cantidad de piel necesaria para dar el salto a la corona y el posterior recubrimiento será menor, lo cual se traduce en un proceso de restauración más rápido y sencillo.

Por otro lado, la cantidad de piel interna restante posterior a la circuncisión también es importante porque esa cantidad será la piedra angular de nuestro proceso de restauración. ¿Qué significa esto? Que una restauración ideal se cumple cuando logramos tener la misma longitud de piel interna que la longitud del glande (desde la corona hasta la punta), esto debido a que teóricamente debe ser la mucosa de la piel interna la que debe estar siempre en contacto con la mucosa del glande, es decir mucosa con mucosa. Si tuviéramos mayor proporción de piel externa que de interna, el contacto con el glande sería parcial o exclusivamente con piel externa, lo cual podría provocar sudoración y malos olores, pues recordemos que la piel suda y la mucosa hidrata, cosa que no es lo mismo.

Cómo medir el glande

La medición del glande debe realizarse tanto en estado flácido como en erección y se deben tomar las medidas del ancho y largo del glande como se muestra a continuación (Nota: todas las mediciones deben hacerse siempre en milímetros para mayor precisión):

Es importante que localices el punto más ancho de tu glande y midas la distancia entre cada punto, como se muestra en la siguiente imagen:

Como medir el pene y la piel interna

Cómo medir el ancho del glande.

Para medir la longitud correctamente deberás hacerlo desde el surco del glande hasta la punta del pene, justo en donde se localiza el orificio uretral. Puedes tomar como referencia la flecha azul de la siguiente imagen:

Como medir el pene y la piel interna

Como medir la longitud del glande.

Muchas personas comenten el error de medir el glande a partir de la corona (el anillo más ancho del glande), sin embargo, lo ideal es hacerlo desde el surco para abarcar el glande en su totalidad.

Cómo medir la piel interna

Antes de poder medir la longitud de la piel interna, primero es necesario localizar la cicatriz de la circuncisión. En muchos hombres la cicatriz de la circuncisión es casi invisible, por lo que la mejor manera de localizarla es detectando el cambio en la textura y coloración de la piel del pene, ya que del lado de la cicatriz que da hacia tu pubis tenemos piel normal (como la del resto del cuerpo) y del otro lado de la cicatriz en dirección al glande, tenemos mucosa o también conocida como piel interna.

En la imagen de abajo, puedes notar como no hay una cicatriz como tal, pero se puede percibir con facilidad el cambio de color y textura de la piel, pasando de color crema a rosado (incluso casi del mismo color que el glande):

Como medir el pene y la piel interna

La cicatriz de la circuncisión se localiza en el cambio de textura de la piel.

Una vez que localizaste tu línea de cicatriz, mide la cantidad de piel interna o mucosa que tienes como se muestra en la siguiente imagen (puedes tomar como referencia la flecha azul):

Como medir el pene y la piel interna

Como medir la piel interna.

La flecha azul de la imagen es solamente como referencia, ya que tu puedes medir la cantidad de piel interna que tengas en los lados, en la cara dorsal del pene (la cara que siempre vemos de nuestro pene) o la cara ventral (la cara que está del lado del frenillo o de los testículos). Cabe aclarar que para poder evaluar el progreso en el crecimiento de piel interna siempre deberás tomar la medición en el mismo sitio o incluso evaluar el crecimiento en los 4 puntos (ambos lados y ambas caras).

Ahora que ya tenemos más claro cómo realizar las mediciones de nuestro pene para evaluar nuestro progreso, ¿por qué no te das una vuelta por este artículo y comienzas a documentar tu proceso de restauración?

Comments
  • Mike#1

    15 marzo, 2017

    Como estas! excelente artículo!! habrá que tomarlo en cuenta como para medir el progreso. Saludos!

    Responder

¿Qué opinas del artículo de esta semana? Deja tus comentarios: