¿Recuerdan que hace unas semanas les hablaba acerca de la betametasona y su aplicación en el tratamiento de la fimosis? Bien, pues desde ese entonces he estado recibiendo comentarios y mensajes a través de Twitter de personas que están interesadas en remediar su fimosis sin circuncisión, por lo que la publicación de esta semana va dedicado especialmente para ellos: hoy les presento un caso de éxito acerca de cómo un hombre utilizó técnicas alternativas y manuales para remediar su fimosis tipo 5 sin tener que recurrir a la circuncisión.

Fimosis Tipo 5

La fimosis Tipo 5 es la más complicada de tratar, ya que no permite la retracción del prepucio en estado erecto ni flácido, es más, ni siquiera eres capaz de visualizar tu glande a través del diminuto orificio de la punta que no se abre cuando intentas retraer el prepucio. Este tipo de fimosis es peligrosa dado que no permite mantener una buena higiene hacia el interior del prepucio, provocando infecciones por hongos en la piel y en vías urinarias, además de que al no poderse retraer el prepucio, la estimulación del glande durante el sexo es de escasa a nula.

Resolviendo la fimosis sin circuncisión en 82 semanas

La historia completa de esta asombrosa recuperación la encuentran en el blog A phimosis Journey“, el cual es el blog personal del caso que les quiero platicar hoy y en el que además platica acerca de todas las alternativas que puedes tomar durante tu tratamiento contra la fimosis, las cuales están respaldadas en su propia experiencia.

Asombroso, ¿no lo creen? Si quieren saber más acerca de las técnicas que utilizó este hombre, dense una vuelta por su blog, donde explica las mejores técnicas para resolver la fimosis además de que ofrece consejos en una sección de comentarios. Para ir a la página, den click aquí.

¿Qué opinas del artículo de esta semana? Deja tus comentarios: